Los Contratos

E-mail Print PDF

El contrato es el acuerdo de dos o mas partes para crear, regular modificar o extinguir una relación jurídica, este puede ser oral o escrito.

Es un acuerdo de voluntades que genera derechos y obligaciones para las partes. Por ello se señala que habrá contrato cuando varias partes se ponen de acuerdo sobre una manifestación de voluntad destinada a regular sus derechos.

En nuestro ordenamiento jurídico el contrato se encuentra establecido, clasificado, definido y regulado por el Código Civil de la República Dominicana, el cual establece que el contrato es un convenio en cuya virtud una o varias personas se obligan respecto de una o varias otras, a dar, hacer, o no hacer alguna cosa.

Nuestra misión es brindar asistencia legal a aquellas personas que deseen realizar algún tipo de contrato en la República Dominicana.

Doctrinariamente, ha sido definido como un acto jurídico bilateral o multilateral, porque intervienen dos o más personas (a diferencia de los actos jurídicos unilaterales en que interviene una sola persona), y que tiene por finalidad crear derechos y obligaciones (a diferencia de otros actos jurídicos que están destinados a modificar o extinguir derechos y obligaciones, como las convenciones). También se denomina contrato el documento que recoge las condiciones de dicho acto jurídico.

Las partes en un contrato son personas físicas o jurídicas. En un contrato hay dos polos o extremos de la relación jurídica exigida, cada polo puede estar constituido por más de una persona revistiendo la calidad de parte.

En cada país puede existir un concepto de contrato diferente, y esa divergencia tiene que ver con la realidad socio-cultural y jurídica de cada país (existen ordenamientos en que el contrato no se limita al campo de los derechos patrimoniales únicamente, sino que abarca también derechos de familia como, por ejemplo, los países en los que el matrimonio es considerado un contrato).

La mayoría de los códigos civiles contienen una definición de "contrato". Muchos de ellos, siguen los lineamientos del código civil francés, cuyo artículo 1101 expresa que: "El contrato es la convención por la cual una o más personas se obligan con otra u otras, a dar, hacer, o no hacer alguna cosa".

En el derecho dominicano el contrato es  sinalagmático o bilateral cuando las partes se obligan recíprocamente los unos respecto de los otros, y unilateral cuando  solo existen obligaciones para una de las partes.

 Elementos del contrato:

  • Elementos esenciales: son aquellos sin los cuales el contrato no tiene valor, o degenera en otro diferente. Estos son: la capacidad, el consentimiento, el objeto y la causa. En algunos ordenamientos jurídicos y para algunos contratos puede exigirse como validez también la forma.
    • Capacidad: se subdivide en capacidad de goce (la aptitud jurídica para ser titular de derechos subjetivos) y capacidad de ejercicio (aptitud jurídica para ejercer derechos y contraer obligaciones sin representación de terceros).
    • Consentimiento: el consentimiento se manifiesta por la concurrencia de la oferta y de la aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato. Será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo.
    • Objeto: pueden ser objeto de contratos todas las cosas que no están fuera del comercio humano, aun las futuras. Pueden ser igualmente objeto de contrato todos los servicios que no sean contrarios a las leyes o a las buenas costumbres.
    • Causa: en los contratos onerosos (como la compraventa), se entiende por causa, para cada parte contratante, la entrega o promesa de una cosa o servicio por la otra parte; en los de pura beneficencia (ej. el de donación), la mera liberalidad del bienhechor.
    • Forma: en algunos contratos es posible que se exija una forma específica de celebración. Por ejemplo, puede ser necesaria la forma escrita, la firma ante notario o ante testigos, etc.

 

  • Elementos naturales: son aquellos que se entienden incorporados en el contrato, pero que las partes pueden libremente eliminar del mismo sin que éste deje de ser válido.
  • Elementos accidentales: son aquellos que las partes establecen por cláusulas especiales, que no sean contrarias a la ley, la moral, las buenas costumbres o el orden público. Por ejemplo: el plazo, la condición, el modo, la solidaridad, la indivisibilidad, la representación, etc.

En consonancia con la autonomía de la voluntad, los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que entiendan convenientes, siempre que no sean contrarios a la ley, la moral, las buenas costumbres o el orden público.

Efectos de los contratos

  1. Las convenciones hechas en los contratos forman una regla a la cual deben someterse.
  2. Los efectos de los contratos se extienden activa y pasivamente a los herederos y sucesores, salvo derechos y obligaciones inherentes a las personas, o que resultase lo contrario de una disposición legal.
  3. Los contratos no pueden perjudicar a terceros.
  4. En los contratos bilaterales:
    1. Cuando la prestación a cargo de una de las partes se tornara onerosa por acontecimientos extraordinarios, la parte demandada podrá demandar la resolución del contrato.
    2. Ninguna de las partes puede demandar su cumplimiento si no prueba haber cumplido su obligación.
  5. Si hubiese dado una actitud para asegurar el cumplimiento del contrato, quien lo dio puede arrepentirse y el que la recibió también.
  6. En los contratos con prestaciones recíprocas (bilaterales), el código civil considera implícita la facultad de una de las partes de resolver el contrato si la otra no cumple su prestación. Si dicha facultad se consigna en el contrato el pacto comisario es expreso. Si el pacto comisario no figura en el contrato, se considera implícito. La parte que cumplió debe intimar a la otra para que lo cumpla.

7.                  El lugar del cumplimiento del contrato es el que figura en su contenido, y en su defecto, el que resulte de la naturaleza de la obligación o el domicilio del deudor.

 
You are here: