EspañolItalianoEnglish

Adopción

E-mail Print PDF
La adopción es la creación legal de una filiación artificial por medio de un acto condición, en el cual se hace de un hijo biológicamente ajeno, un hijo propio de manera permanente.

Podemos definir la adopción como una medida de protección al niño y al adolescente por la cual, bajo la vigilancia del Estado, se establece de manera irrevocable la relación paterno – filial entre personas que no la tienen por naturaleza.

El marco regulador de la adopción en la República Dominicana está regido por la Ley No. 136-03, la cual establece cuáles trámites serán necesarios agotar para lograr que una familia o una persona soltera, nacional o extranjera, acepte consensualmente a un hijo o hija que naturalmente no lo sería.

El proceso de adopción de un niño o adolescente dominicano tiene un carácter social y humano, y abarca dos etapas, la primera administrativa, también denominada de protección, de la cual es responsable el Departamento de Adopciones del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI), y; una segunda etapa judicial, en la cual interviene el Tribunal de Niños Niñas y Adolescentes de la circunscripción competente en razón del domicilio de la persona o entidad que tiene la tutela del sujeto de la adopción.

Nuestra misión es asistir legalmente a aquellas personas que, cumpliendo con los cánones legales y morales de la materia, tengan la firme, sana y comprobada intención de acoger en su seno familiar un ser humano cuyos padres biológicos, por las razones que fuese, hubiesen tenido que desprenderse de el.

Requisitos y Notas Informativas:

Si ha decidido hacer una adopción internacional en la República Dominicana, a continuación encontrará la información básica, sea usted dominicano o extranjero.

 

La Adopción en la República Dominicana

En la República Dominicana, desde hace tiempo, la adopción ha servido como medio útil para la formación de familias y en los últimos años su dimensión extraterritorial ha obtenido una creciente importancia. Los avances cualitativos alcanzados en la legislación dominicana en esta materia, cuya expresión más notable es la adopción del Código para la protección de Niños, Niñas y Adolescentes, nos colocan al nivel de los países de mayor desarrollo progresivo en el tema de adopción. Gracias a la adopción, numerosos huérfanos o niños abandonados encuentran un hogar, una educación y un afecto que la administración de la asistencia a la infancia no podría administrarles.

En este orden, la República Dominicana es signataria de la mayoría de los instrumentos jurídicos internacionales relativos a la protección de menores y a la adopción, incluyendo la Convención de La Haya sobre la Protección de Menores y la Cooperación en materia de Adopción Internacional. Si bien esta convención aún no ha sido ratificada por el Congreso Nacional, esto no impide su aplicación en el país y de hecho la actual legislación dominicana sobre la materia está inspirada y se corresponde con lo establecido en la citada convención.

A partir de la entrada en vigencia del Nuevo Código para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Ley 136-03, de fecha 7 de agosto de 2003), pueden ser adoptados:

1. Niños, niñas o adolescentes huérfanos de padre y madre;

2. Niños, niñas o adolescentes de padres desconocidos que se encuentren bajo la tutela del estado;

3. Niños, niñas o adolescentes cuyo padre y madre hayan sido privados de la autoridad parental por sentencia;

4. Niños, niñas o adolescentes cuyos padres consientan la adopción.

En la República Dominicana existe la adopción plena o privilegiada en la cual el niño va a vivir con su familia adoptiva y rompe todos los vínculos con su familia biológica.

Según lo dispuesto por el nuevo Código, la entrega voluntaria de un menor deberá realizarse directamente mediante acto auténtico entre los padres biológicos y el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI), que es el organismo dominicano competente para regular la fase administrativa del proceso de adopción.

A continuación indicamos los datos de contacto de CONANI:

Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI)
Avenida Máximo Gómez No.154 esquina República de Paraguay, Ensanche La Fé
Santo Domingo, República Dominicana Tel.: (809) 567-2233, Fax: (809) 472-8343
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it , http://www.conani.gov.do

Luego de que el adoptante haya sido debidamente evaluado, al mismo se le asignará un menor que encaje con el perfil indicado. Durante el período de convivencia, los adoptantes podrán ratificar su interés de continuar con la adopción o manifestar su deseo de no adoptar.

Es oportuno autorizar a un abogado en la República Dominicana para hacer el proceso de adopción debido a que el mismo tiene fases administrativas y judiciales. Si lo desean, los postulantes pueden contactar la Embajada Dominicana de su país para solicitar una lista de abogados recomendados con experiencia en la materia o emplear los servicios de Aristy, Ferraris y Asociados.

Los requisitos para los adoptantes extranjeros son los siguientes:

  1. Ser mayores de 30 años;
  2. Que entre adoptante y adoptado exista una diferencia mínima de 15 años de edad;
  3. Ser casados entre sí, de distinto sexo, con por lo menos 5 años de matrimonio.
  4. El plazo de convivencia dentro del territorio nacional tendrá una duración mínima de 30 días y máxima de 60 días.

Documentos que se requieren presentar para iniciar el proceso de adopción internacional en la República Dominicana. Estos documentos deben estar legalizados por el Consulado General de la República Dominicana en el país de origen o de residencia de los solicitantes y traducidos al español:

  1. Informe de estudio psicológico de los adoptantes, realizado por una entidad pública competente en materia de protección del niño en el país de origen o de residencia de los solicitantes;
  2. Estudio biológico y social de los adoptantes;
  3. Carta de solicitud de adopción dirigida al CONANI suscrita por los adoptantes;
  4. Autorización mediante poder a un abogado para que haga el procedimiento;
  5. Actas de nacimiento de los adoptantes ;
  6. Acta de matrimonio de los adoptantes;
  7. Certificados de No Antecedentes Penales de los adoptantes expedidos por las autoridades dominicanas competentes;
  8. Certificación de una entidad de carácter cívico, comunitario o religioso sobre idoneidad moral y social de los adoptantes;
  9. Certificados médicos individuales de los adoptantes;
  10. Pruebas de solvencia económica de los postulantes (carta de banco, carta de trabajo, declaración jurada de ingresos);
  11. Acto de no oposición de los hijos mayores de 12 años de los adoptantes (si procede);
  12. Certificación o documento de un organismo oficial autorizado del país de residencia de los adoptantes donde conste que se le dará seguimiento al adoptado para su nacionalización en el país de los adoptantes;

Otros documentos que deben ser presentados al momento de solicitar la homologación de la adopción ante el Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes en el República Dominicana:

-Fotografía de los adoptantes, del adoptado y de los padres biológicos, si procediere;

-Copia de pasaportes de los postulantes;

-Copia de las cédulas de los padres biológicos (Si procede);

-El acta de nacimiento del infante a adoptar certificada por la Junta Central Electoral dominicana,

-La sentencia de la pérdida de autoridad parental de los padres biológicos en caso de padres que hagan entrega voluntaria del menor;

-El certificado de aptitud física, mental, social y moral de los postulantes hecho por CONANI;

-El certificado de opinión favorable para la adopción hecho por CONANI después de la entrevista de los postulantes y la revisión del expediente.

Toda adopción hecha por extranjeros deberá ser comunicada para fines de control ante el Consulado o Representación Consular de la República Dominicana en el país del cual proceda el adoptante, así como ante el Consulado en la República Dominicana del país del cual estos procedan.

Efectos de la adopción plena

-La adopción confiere al niño una filiación que substituye su filiación de origen.

-El adoptado deja de pertenecer a su familia biológica.

-La adopción confiere al niño el apellido de la persona que adopta.

-La adopción es irrevocable.

-El procedimiento debe permitir al adoptado adquirir la nacionalidad de sus nuevos padres.

 
You are here: